PORQUÉ COLINAS DEL URUBÓ

La zona del Urubó es parte del municipio de Porongo que a su vez pertenece a la provincia Andrés Ibañez. El municipio de Porongo se encuentra al este de la Cordillera Oriental en el borde de las tierras bajas de Bolivia y bordea a través del Río Piraí por el este al municipio de Santa Cruz. La región tiene un suelo lodoso y semi-húmedo con un clima tropical, con pequeñas variaciones en el día y la noche. La precipitación anual en la región es de alrededor de 1000 mm, la temperatura media anual es de 24 ° C. Tiene una breve estación seca que es de julio a agosto con una precipitación mensual de sólo 30 a 40 mm y un largo periodo de humedad, entre diciembre-febrero, con lecturas mensuales de 135 y 160 mm. La temperatura promedio mensual es de entre 20 ° C en junio y julio, y 26 º C de octubre a diciembre La población de Porongo asciende a más de 13 mil personas.

Hasta el año 2001 era una zona aislada limitada por el rio Piraí. En 1997, se inició la construcción de un puente vehicular para conectar Santa Cruz con el Urubó. Hoy en día está zona se ha convertido en una de las mejores y más exclusivas para vivir, con extensa vegetación, paisajes maravillosos y una vista espectacular de la capital cruceña.

El empresario Mario Foianini Lozada (+) tuvo la visión de construir un puente que une Santa Cruz con esta pujante zona. Colinas del Urubó, empresa promotora del puente, fue el primer proyecto de la zona, con 400 hectáreas para urbanizar.

Diariamente alrededor de 3,000 personas utilizan el puente Mario Foianini para desplazarse entre ambos municipios.

A partir de un estudio de mercado y un exhaustivo análisis de las zonas más pujantes en la región, WTC considera la zona de las Colinas del Urubó como la opción más conveniente para dar mayor plusvalía al proyecto.

Se calcula que la inversión total en este polo de desarrollo se encuentra entre los U$S 800 y 1.000 millones. Predominan urbanizaciones dirigidas a segmentos económicos social medio, medio alto y alto.

El futuro de Urubó va en una sola dirección: EL CRECIMIENTO. Muchos analistas urbanísticos no dudan en llamarlo LA NUEVA SANTA CRUZ. Se proyecta la creación de 4 puentes de acceso adicionales sobre el río Piraí, los cuales no sólo apuntan a dinamizar las ventas de los terrenos en los más de 30 proyectos aprobados que existen en la zona, sino que una vez que se construyan estos accesos las inmobiliarias prevén que los lotes se revalorizarán entre un 70 y 100%.

Como toda ciudad en crecimiento, se están proyectando la construcción de áreas de infraestructura: comercios, oficinas, hotelería, etc. El desarrollo es acelerado, en donde hoy hay solo un hotel 5 estrellas (de cadena internacional), un edificio de oficinas y un shopping, se estima que en dos años habrá más de 30 proyectos de vanguardia, incluyendo clínicas, universidades, hoteles, comercios y oficinas.